miércoles, 7 de octubre de 2009

Propuesta del PP: Indiferencia ante el delito

Hay palabras que pueden hundir a una persona y hay personas que pueden hundir a todo un colectivo como un partido político. A pesar de que en el día de hoy, Rajoy ha intentado enmendar sus mortíferas declaraciones de ayer, el daño ya está hecho y puede ser irreparable.
Su estupidez sin límites quedó demostrada cuando escogió el día que se levantaba parte del secreto del sumario para demandar al PP indiferencia ante la corrupción. Pero, además, desmontó toda su línea de defensa anterior: el victimismo.
Si el Estado con policías, jueces y fiscales políticos les había perseguido forzando la Ley, no había espacio para la indiferencia. Sin lugar a dudas, nos encontrábamos en la Unión Soviética de Stalin y solo la rebelión a ultranza podía estar justificada.
Si los honestos políticos del PP habían sido engañados por unos advenedizos sin escrúpulos, tan sólo podían indignarse por su mala fe y lamentar su propia ingenuidad.
No obstante, Rajoy dijo: indiferencia. En otras palabras, esto no me importa, esto no es importante.
Craso error: para muchos votantes del PP es importante, porque se trata de un modelo de conducta ejemplar. Estas personas se han forrado, el único problema es que los han pillado y punto. Estos votantes esperan que el partido no abandone a sus proveedores. La indiferencia les asusta... su propia suerte no importa al partido? Ellos militan por pragmatismo y valores como el mejoramiento personal.
Berlusconi nunca se ha mostrado indiferente ante la corrupción: la ha defendido, justificado, alentado, trivializado, amparado, fomentado, practicado... al mismo tiempo que acusaba a los jueces italianos de comunistas.
Rajoy ha querido desmarcarse de la naturaleza propia de su partido, un partido antisistema dispuesto a desmontar el Estado en beneficio de los intereses privados como ocurrió en Argentina y ocurre en Italia. Pero se ha desmarcado con medias tintas. Ha abierto un flanco que ya no se puede cerrar.
Cada día, se le debe recordar a Rajoy que su postura ante la crisis, el cambio climático, la delincuencia, los golpes de estado, la interrupción del embarazo... es la indiferencia del señorito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada