viernes, 12 de junio de 2009

Las palabras que funcionan

Pocas personas conocen al Dr. Frank Luntz; pero por su culpa ya no hablas del "calentamiento global", sino del "cambio climático". Gracias a su trabajo, en los últimos 15 años el Partido Republicano y la Fox habían logrado imponer la agenda política en los Estados Unidos hasta la irrupción de Obama.
Frank Luntz es experto en comunicación y trabaja según una metodología focal o de grupo pequeño: forma unidades de estudio con personas escogidas no aleatoriamente, sino según una pauta que priorice la heterogeniedad en profesiones, estudios, zonas geográficas e ideológicas. Después, estudia sus valores y principios compartidos mediante el lenguaje. Cómo llama cada uno a qué cosa. Cómo difiere el significado de un término de una persona a otra, qué palabras son comprendidas de forma más homogénea, qúé palabras provocan más afindiad y qué palabras rechazo.
De este modo, se diseña una campañá política que busque la polarización del electorado u otras con un perfil bajo que no movilice al electorado. La fórmula es de cajón, pero funciona.
Otro ejemplo terrible: "War on terror". Traducido aquí como guerra contra el terror. No se trata de una guerra contra terroristas (palabra que implica personas e ineludiblemente derechos individuales en nuestro marco conceptual y legal), no se trata de una guerra contra un país. Igualmente, nosotros somos la seguridad porque estamos contra el terror. Nos definimos por identificación negativa de nuestro enemigo y evitamos poner el foco de atención en cómo hacemos la guerra y cómo luchamos.
Si alguien tiene más interés en este sujeto, puede ver el documental: The persuaders; o leer su libro "The words that work".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada